En defensa de la homosexualidad

“llevados por tantas ideologías, acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana” y “piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las parejas del mismo sexo”. “Y a veces para comprobarlo se corrompen y se prostituyen. O van a clubes de hombres. Os aseguro que se encuentran en el infierno”

Estas son algunas de las frases de la homilía lanzada por el Arzobispo de Alcalá de Henares,  Juan Antonio Reig Pla, en la que arremetía contra los homosexuales asociando su sexualidad con la prostitución.

Ha suscitado no solo el rechazo por la mayor parte de la sociedad sino que hasta sus propios compañeros de profesión. En los oficios de Viernes Santo, el cardenal-arzobispo de Barcelona, Martínez-Sistach,  desmarcándose tales declaraciones, afirmó que “los homosexuales son personas como las otras y merecen toda la dignidad”, pidió además respeto por parte del catolicismo para este colectivo.

Pero, estas declaraciones no acaban aquí, en una entrevista al Cataluya Informacio, defendió que la Iglesia católica debe estar abierta a todas las personas con sentimiento religioso más allá de las ideologías.

Todos los católicos extremistas deben estar tirándose de los pelos viendo como uno de los altos cargos de la Iglesia española estaría dispuesto a aceptar a los que ellos consideran “enfermos” dentro de su Iglesia.

El cardenal-arzobispo de Barcelona no ha sido el único que no ha podido mostrarse impasible ante declaraciones de semejante índole: La Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales ha mostrado su indignación, afirmando que este tipo de declaraciones favorecen la “homofobia” y el “machismo”.

La Secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha mostrado en nombre del partido y del suyo propio su más absoluto rechazo y tacha de “inadmisibles en la actualidad” dichas declaraciones.

Este tipo de pensamientos seguirá existiendo mientras no asumamos que vivimos en el siglo XXI y que resulta intolerable juzgar a una persona por su orientación sexual, así como por su ideología o sus creencias.

Anuncios