Quieren acabar con todo

La universalidad en la atención sanitaria hacía de España un ejemplo para toda Europa. El Gobierno de Mariano Rajoy, da un nuevo paso atrás y vuelve a colocar a España a la retaguardia de los países desarrollados.

A partir del primero de Septiembre de este año los inmigrantes en régimen irregular verán restringido su derecho sanitario a los casos de urgencia. Esta medida está recogida en el decreto de medidas urgentes para la sostenibilidad del sistema nacional de salud y viene propiciada, según afirma el señor presidente por la mala situación económica por la que atraviesa nuestro país.

Lo que no ha tenido en cuenta el Ejecutivo es que la medida es errónea no solo porque aplasta principios morales básicos y derechos humanos fundamentales, sino que, además no servirá para ahorrar en gasto sanitario.

Según numerosos estudios prestar servicios solo de urgencia a los adultos indocumentados es más costoso a largo plazo que la atención primaria y contribuye al colapso. Por no hablar de la posibilidad de expansión de enfermedades contagiosas.

Y yo me planteo la siguiente cuestión: ¿Si una persona viene a España porque en su país no tiene los medios sanitarios suficientes para sanar su enfermedad, de verdad seremos tan insensibles como para no atenderlos?

El capitalismo ha convertido a la sociedad en el ser vivo menos solidario y más egoísta.

Anuncios

Revolución Islandesa

Nunca antes ningún ex jefe de gobierno había tenido que enfrentarse a un caso similar. Geir Haarde, ex primer ministro islandés, espera hoy el veredicto que dictaminará si es uno de los culpables de la crisis financiera global.

Todo comenzó en 2008, mientras los países del mundo tiraban balones fuera sobre el origen de la crisis, Islandia, sin ninguna duda el país más democrático del mundo,  culpaba al entonces primer ministro de haber propiciado el derrumbe del sector bancario. La causa, haber hinchado los activos bancarios hasta nueve veces.

Como consecuencia, cuatro cargos por negligencia grave  recaen ahora  sobre el ex mandatario y una posible condena de hasta   dos años de prisión.

Hordur Torfason, líder de la ‘Revolución Islandesa’  que hizo caer al gobierno e inició un proceso constituyente para  la redacción de una nueva carta magna, confía en que el acusado sea declarado culpable. En unas declaraciones que recoge el diario Público,  afirma: “Sinceramente, espero que vaya a la cárcel, porque los islandeses lo necesitamos. Había señales de advertencia un año antes de que ocurriera y él no hizo nada”

El  encargado de  dictaminar una sentencia será el tribunal “Landsdomur” que fue creado en 1905 para juzgar los delitos de miembros del gobierno, sin embargo, nunca se había enfrentado a un caso real.

La ciudadanía islandesa que tiró piedras ante el Parlamento exigiendo a sus líderes y banqueros una respuesta ante el mencionado colapso económico recogen ahora los frutos de su rebelión: El crecimiento de la economía de Islandia superará este año la de la zona del euro y del mundo desarrollado, según estima la OCDE.

¿No se han planteado el resto de gobiernos que quizás la solución está ahí? En imponer las necesidades de los ciudadanos a las necesidades de los mercados y no al contrario. Parece ser que no, así que mientras en Islandia se sigue avanzando hacia el futuro, en España seguiremos torturando a la Sanidad y a la Educación públicas hasta su destrucción esperando que los rezos y las “pequeñas” limosnas a la Iglesia operen un milagro divino.

“La hoguera del capital” por Vicente Verdú

Hoy he querido desligarme de la temática del blog, el motivo, la presentación del nuevo libro de Vicente Verdú.

El libro titulado “La hoguera del capital. Abismo y utopía  a la vuelta de la esquina”.

En su prólogo, titulado “Nada será igual” se muestra como la crisis, una simple crisis que nadie ha sabido como paliarla, ha adquirido con el tiempo los caracteres del “Gran Monstruo”: “Ese monstruo que es la crisis opera a su antojo, revolviéndose contra las medidas que se consideran curativas, enardeciéndose cuando se le trata de calmar o mostrando partes de sí mismo tan obscenas como difíciles de haber sido soñadas.”

Lo que quiere dar a entender es que no estamos ante una crisis, sino ante un fin de ciclo. Una buena prueba la tenemos en el estado de bienestar, cuyas transformaciones “no son simples modificaciones coyunturales que sólo estarán operativas hasta que lleguen mejores épocas”, sino que se convertirán en permanentes: lo que hoy se cambie ya no tendrá marcha atrás.

Lo que augura Verdú es que vamos a vivir en tiempos más complicados cuya principal afectada va a ser la clase media, esto propiciará el derrumbamiento del sistema ya que un sistema no se mantiene en pie si sus clases medias están debilitadas. Afirma además que “Ningún sistema puede prosperar cuando sus capas intermedias desaparecen. Por mucho que tengan los ricos, nunca podrán comprar tanto, y en consecuencia, estimular tanto la demanda como una poderosa clase media. Las grandes desigualdades de la renta siempre han producido cracks sociales”.

Señala a los culpables de la tragedia a la unión que se ha producido entre la política y el capital: “Estamos viviendo la alianza entre la política y el capital, lo que ha provocado el aumento de la corrupción, pero también que la acción pública no se haya orientado hacia el bienestar de la población, sino hacia las exigencias de los mercados. Tomar las medidas más crueles para atender las garantías que pide el dinero no es el mejor camino”.

La solución. La “nueva izquierda”:  Las ideas sobre colaboración, empatía y formas horizontales de ejercicio de la autoridad son el centro de esa izquierda que ha venido a sustituir a la que priorizaba las cuestiones materiales.

Un libro, sin ninguna duda, recomendable de leer.

En el siguiente enlace encontraréis una pequeña reseña de “La hoguera del capital” http://blogs.periodistadigital.com/libros.php/2012/04/09/-la-hoguera-del-capital-de-vicente-verdu vía El periodista Digital.

En defensa de la homosexualidad

“llevados por tantas ideologías, acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana” y “piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las parejas del mismo sexo”. “Y a veces para comprobarlo se corrompen y se prostituyen. O van a clubes de hombres. Os aseguro que se encuentran en el infierno”

Estas son algunas de las frases de la homilía lanzada por el Arzobispo de Alcalá de Henares,  Juan Antonio Reig Pla, en la que arremetía contra los homosexuales asociando su sexualidad con la prostitución.

Ha suscitado no solo el rechazo por la mayor parte de la sociedad sino que hasta sus propios compañeros de profesión. En los oficios de Viernes Santo, el cardenal-arzobispo de Barcelona, Martínez-Sistach,  desmarcándose tales declaraciones, afirmó que “los homosexuales son personas como las otras y merecen toda la dignidad”, pidió además respeto por parte del catolicismo para este colectivo.

Pero, estas declaraciones no acaban aquí, en una entrevista al Cataluya Informacio, defendió que la Iglesia católica debe estar abierta a todas las personas con sentimiento religioso más allá de las ideologías.

Todos los católicos extremistas deben estar tirándose de los pelos viendo como uno de los altos cargos de la Iglesia española estaría dispuesto a aceptar a los que ellos consideran “enfermos” dentro de su Iglesia.

El cardenal-arzobispo de Barcelona no ha sido el único que no ha podido mostrarse impasible ante declaraciones de semejante índole: La Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales ha mostrado su indignación, afirmando que este tipo de declaraciones favorecen la “homofobia” y el “machismo”.

La Secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha mostrado en nombre del partido y del suyo propio su más absoluto rechazo y tacha de “inadmisibles en la actualidad” dichas declaraciones.

Este tipo de pensamientos seguirá existiendo mientras no asumamos que vivimos en el siglo XXI y que resulta intolerable juzgar a una persona por su orientación sexual, así como por su ideología o sus creencias.

“Lo que nosotros queremos hacer es llegar a ese mar de fondo que hay sobre las olas espectaculares”

CONFERENCIA Y ENTREVISTA A JUAN LUIS SÁNCHEZ

El pasado Miércoles 28 de Marzo  tuve el placer de asistir a la conferencia titulada “Internet desborda al periodismo: oportunidades para recuperar el orgullo profesional” que el periodista Juan Luis Sánchez dio dentro del II ciclo mensual  InforUva El poder de transmitir en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid.

Gracias a ello he tenido la oportunidad de conversar con él sobre el presente y el futuro del periodismo en nuestro país.

Juan Luis Sánchez,  cofundador del medio digital Periodismo Humano y editor del mismo hasta enero de este año, acaba de iniciar un nuevo proyecto junto a otros periodistas de renombre como Ignacio Escolar, Olga Rodríguez, Isaac Rosa, entre otros. Eldiario.es será un nuevo medio digital de análisis político y económico que pretende hacer un “periodismo objetivo pero también honesto”, según afirman en la web de lanzamiento. http://www.eldiario.es/proximamente/

Es ya un hecho que Internet se ha convertido en un medio indispensable para la sociedad actual. Todos los ámbitos de nuestra vida se han visto transformados por la red, y el periodismo no iba a ser menos.

Hace unos años era impensable que cualquier persona pudiera dedicarse a la labor periodística sin haber cursado unos estudios específicos, sin embargo, eso ha cambiado. A pesar de los debates suscitados sobre si es intrusismo o activismo, para Juan Luis Sánchez “Cualquier persona puede hacer mejor información que cualquier periodista titulado”.

El periodismo debe comenzar a verse como una forma de vida y no como un oficio. E internet 2.0 está favoreciendo que eso se produzca. Los medios generalistas dejan muchos huecos sin cubrir, no van más allá y olvidan las historias humanas. Para realizar una buena labor periodística hay que “participar del entorno, escuchar, estar dentro y contar lo que pasa”. “Hacer ese tipo de informaciones que nadie hace no es activismo es realizar un trabajo que alguien no está haciendo”, afirmó Juan Luis defendiendo este tipo de trabajo.

Al respecto, Juan Luis contó cómo surgió la idea de realizar un diario sobre el 15M. Cuenta que los medios de comunicación solo se estaban preocupando de contar cuanta gente estaba allí, si eran de derechas o de izquierdas, y no se preocupaban de lo realmente importante “¿Qué hacían allí?, ¿qué pedían?”. El trabajo era tan sencillo como desplazarse hasta el lugar y preguntar a los ciudadanos.

Para concluir, animó a los estudiantes de periodismo a que buscaran su lado más “friki”, lo que más les atraía del periodismo y que centrasen su labor en ello. “Esto supondrá más esfuerzo, pero será recompensado con un buen trabajo”.

Tras la conferencia respondió a alguna pregunta sobre el presente y futuro del periodismo en nuestro país:

P. Muchos te conocen como el cofundador de periodismo humano,  ¿podrías contar como surgió este proyecto?

R. Nació en marzo de 2010, un grupo de periodistas nos juntamos para hacer un medio de comunicación, con forma de asociación sin ánimo de lucro para tratar temas de enfoque social apartados del enfoque que tenían algunas informaciones, sobre todo en temas de derechos humanos. Tanto fuera como dentro de España vimos que había temas olvidados. Después de muchas conversaciones,  nos encerramos durante año y medio en una pequeña oficina y de ahí salió el proyecto.

P. Es complicado llevar a cabo un proyecto sin ánimo de lucro sin una buena financiación, ¿Cómo conseguisteis hacer frente a este problema?

R.  Hicimos una doble vía: por un lado acuerdos de contenidos  con  organizaciones sociales que estuvieran en el ámbito  de interés de la audiencia de periodismo humano y por otro lado, el sistema de donaciones y suscripciones (socios) y cualquier persona que quisiera aportar su granito de arena para que fuese posible que los que hacen estas informaciones tuvieran la oportunidad de llevarlas a cabo. Porque si no nos hacemos responsables nosotros como ciudadanos, no lo hará nadie.

P. Hay quien afirma que los medios son cada vez menos objetivos y que se están viendo contaminados por sus medios de financiación (publicistas, políticos..), ¿qué opinión tienes al respecto?

R.  Absolutamente cierto. Las empresas periodísticas son  siempre elementos de poder. Cuando se hace un mal uso de esos instrumentos al final sirven para intereses económicos y políticos particulares. Los  intereses políticos no son malos de por si pero cuando son en beneficio muy particular o cuando va en contra del interés general empiezan a surgir los problemas. En España  hay cosas de las que no se habla, y no se habla porque son los grandes anunciantes y  las grandes empresas las que están detrás de muchos de los medios. Y la solución, la barita mágica para solucionar eso  es complicada, pero está claro que internet abre el centro de la información de una forma que pone en evidencia mucho más esta contradicción que siempre ha existido.

P. Comentabas en tu conferencia que son los nuevos medios digitales y el periodismo en la red los que deben buscar esos huecos que los medios generalistas no abordan, ¿cuáles son esos huecos?

R. Yo creo que están demasiado institucionalizados, y el hecho es que al final acaban siendo muy conservadores en la apuesta por temas y acaban embolicándose  en polémicas políticas de declaraciones absurdas. En polémicas que hoy son un gran escándalo y mañana no pasa nada. Y no se está haciendo periodismo de fondo, no se está  haciendo periodismo que forme un contexto para construir una sociedad mejor. Normalmente los grandes reportajes de los grandes medios, no se venden como prioridades sino que  tienen como prioridades el último detallito, fulanito ha dicho tal, fulanito ha respondido tal  y eso dependiendo del medio tiene un color o tiene otro. Lo que nosotros queremos hacer, a pesar de que tenemos un enfoque determinado sobre la actualidad y  sobre la sociedad es llegar un poco a ese mar de fondo que hay sobre las olas espectaculares y vamos un poco a ver como están las corrientes políticas.

P. Acabas de iniciar otro nuevo proyecto, eldiario.es, ¿cómo ha surgido esta nueva idea?

R. Surge de una suma de fuerzas y de una necesidad de hacer un tipo de información que está debilitándose en el último tiempo, o sea, de hacer una información de análisis de económico y  político y de contexto que no se está haciendo, que se está dejando de hacer. Los medios de comunicación están tomando una pose muy monocorde y se están agrupando en torno a criterios muy monolíticos y creemos que nosotros podemos aportar claves para entender la sociedad desde un punto de vista de transparencia, un punto de vista de enfoque social, un punto de vista político y económico critico pero siempre desde el punto de vista periodístico.

P. Gracias a internet está surgiendo una nueva forma de hacer periodismo,  ¿cómo debe enfocarse este tipo de periodismo?

R.  Mi recomendación es ejercitarse como un periodista completo, no es hacer generalidades sino algo concreto porque te va a servir para generalizarte. Porque si haces generalidades al final lo que vas a hacer es coger una cosita de aquí de allí y tu opinión. Sin embargo si tú haces algo que nadie está haciendo y te pones a investigar,  es donde te enfrentas al verdadero hecho de ser periodista, porque nadie está contando lo que tu estas contando entonces no sabes si lo que de verdad estas contando es verdad o no. Es un lio porque tienes que contrastarte a ti mismo y es mucho más costoso  pero mucho más enriquecedor.